14 sept. 2014

Conoce nuestra información nutricional

Con este artículo queremos que aprendas a interpretar nuestra información nutricional. El objetivo es que comprendas en qué medida el plato que estás ingiriendo contribuye en tu salud y en el logro de una dieta equilibrada.

Vamos a trabajar sobre la información nutricional de la receta "Patatas a la sidra y tomillo"


Familiarízate con nuestra tabla

  
Los % y las CDO

Los % que encuentras en la tabla, indican la contribución en calorías o en nutrientes respecto a la Cantidad Diaria Orientativa (CDO). Pero, te preguntarás qué son las CDO. Se trata de cantidades que, bajo criterios nutricionales de la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea, indican las aportaciones necesarias para cubrir las necesidades nutricionales en la dieta diaria de un adulto sano.

Ahora bien, pensarás que las personas tenemos necesites nutricionales muy diferentes. Estás en lo cierto, pero es necesario tomar unos valores estándar que nos sirvan de referencia. En la tabla te indicamos este %, tomando como modelo las necesidades medias de una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal.
 

Los nutrientes en iconos

KCAL, ENERGÍA que los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas contenidas en ese plato suministran a tu organismo.
Estos tres nutrientes los necesitamos en grandes cantidades, por ello se denominan macronutrientes (de "macro", grande). Los tres aportan calorías pero recuerda que, mientras que los hidratos de carbono y las proteínas proveen 4 Kcal. por gramo, un gramo de grasa supone la ingesta de 9 Kcal.
 
HIDRATOS DE CARBONO, son nutrientes cuya función esencial es la de proporcionarnos energía. Por ello, una “PILA”, porque nos brindan la gran parte de la ENERGÍA que necesitamos para mantener nuestras funciones vitales y para el desarrollo de todas nuestras actividades. Esta parte energética, en una dieta equilibrada, ha de suponer un 55-60 % del total de las Kcal. ingeridas al día.

Además, sabemos que los hidratos de carbono pueden tener una estructura química más simple o más compleja, lo que nos hace hablar de hidratos de carbono complejos (mayoritariamente almidón) o hidratos de carbono simples, conocidos también como azúcares. Su papel en nuestro organismo es diferente, de ahí que debamos considerar los AZÚCARES SIMPLES entre el total de los hidratos: "Hidratos de carbono, de los cuales...." azúcares no deben suponer más del 10 % de la energía total diaria. Mediremos, por tanto, las "CUCHARADAS" de azúcares que tomamos al día.
 
 PROTEÍNAS, nutrientes empleados para CONSTRUIR las diferentes partes de nuestro organismo. Juegan también un papel importante en los mecanismos de DEFENSA contra las infecciones y nos ayudan a luchar contra virus y bacterias. Son nuestros "LADRILLOS". Y, también, recordamos que son macronoutrientes que nos suministra energía, la cual debe limitarse a aproximadamente un 12 % del total diario.
GRASAS, las solemos reconocer como "GOTAS" y debemos saber que son esenciales para la vida. Hacen de ALMACÉN de energía en nuestro cuerpo y llevan a cabo misiones como la regulación de la temperatura corporal, la PROTECCIÓN de órganos como corazón y riñones, el TRANSPORTE y la absorción de muchas vitaminas y la formación de hormonas. 

Son, además, el segundo macronutriente que nos proporciona combustible, eso sí, no más del 30 % del ingreso energético total. Y sabemos que no todas las grasas son iguales, y que tenemos que decidir de manera saludable y elegir GOTAS mayoritariamente insaturadas. En base a la prevención de enfermedades cardiovasculares, las grasas saturadas deben constituir menos de un 10 % del total. "Grasas, de las cuales...." vigila las SATURADAS, no queremos un "CORAZÓN ENFERMO"

 FIBRA, la “ESPIGA”, esencial en nuestra alimentación para prevenir el ESTREÑIMIENTO y contribuir a EVITAR ciertas ENFERMEDADES, como el nivel elevado de colesterol en sangre o el cáncer de colon. Las recomendaciones dirigidas a adultos proponen consumir entre 25 y 38 gramos de fibra al día, a partir de alimentos: cereales, legumbres, frutos secos, frutas y verduras

SAL, su consumo excesivo es un factor de riesgo de sufrir HIPERTENSIÓN ARTERIAL, lo que a su vez aumenta la posibilidad de desarrollar patologías cardiovasculares. Además, está demostrado, que a medida que se ingiere menos sal, la preferencia por los azúcares también se reduce. Tenemos que controlar el "SALERO". Según recomendaciones de la OMS, la ingesta de sal no debería sobrepasar los 5 gramos diarios, sin embargo, las estadísticas de consumo en nuestro país, sitúan esta cifra en casi el doble de lo recomendado.


El reparto de energía diaria



Todo este diseño de imágen y lenguaje visual no sería posible sin la firma de nuestra colaboradora Sofía Gracia, nuestra Ingeniera de Diseño y Desarrollo de Producto. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario