16 sept. 2014

Patatas a la sidra y tomillo


Os traemos la primera receta de este blog, unas ricas patatas a las que les hemos dedicado todo el amor del mundo. Nos apetecía arrancar con un plato de patatas, un alimento básico, nutritivo, económico, versátil, y que, sin embargo, solemos consumir tan poco. 

Razones para aumentar el consumo de patata

La patata engorda, un comentario que solemos escuchar a menudo en nuestra consulta. Cien gramos de patatas cocidas, asadas o estofadas con caldo y la mínima cantidad de aceite, apenas aportan 70 Kcal. Fritas, proporcionan hasta cuatro veces más calorías que cocidas, 284 Kcal frente a 70 Kcal, y si son patatas chips de bolsa pueden alcanzar las 538 Kcal.

Con esto no queremos decir que debemos prescindir de las patatas fritas, pero ya veis lo que cambia el aporte calórico dependiendo de la forma en qué se ingieran. No debemos, por tanto, meter las patatas en el saco de los prohibidos. Hay que aparcar las frituras y los aperitivos y rescatar las bondades de la patata cocida: un alimento con alta capacidad para saciarnos, baja en grasas y rica en hidratos de carbono, en fibra, en potasio y en vitaminas del grupo B. Y es un alimento de gran ayuda para las personas celíacas, ya que es una gran fuente de hidratos de carbono sin gluten.

Vamos con nuestra receta: 


Ingredientes (4 personas)

  • 1 kg de patatas
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 1/2 vaso de sidra natural
  • 2 cucharaditas rasas de tomillo fresco o algo menos si es seco
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 cucharadita rasa de pimentón picante
  • 3 cucharadas de aceite de oliva 

Información sobre alérgenos: no contiene

 

Modo de elaboración 

Tiempo: 45 min

Dificultad: muy sencilla


1) Pelar y lavar las patatas. Las patatas deben "chascarse", es decir, dar un corte con el cuchillo y romper el final de cada trozo. Este gesto es importante para que la patata suelte todo su almidón y nos quede un guiso más espeso.
 

2) Pelar la cebolla y picarla junto con el tomate.
 

3) En una cazuela, sofreír con 3 cucharadas de aceite de oliva la cebolla durante 8 minutos, añadir el tomate picado y las patatas y sofreír otros 5 minutos.
 

4) Incorporar el pimentón, remover, añadir la sidra, sal, tomillo, laurel y agua hasta cubrir las patatas. Una vez rompa a hervir, cocinar 30 min, removiendo de vez en cuando. 

Listas para servir y disfrutar  


Información nutricional



No olvides como debe ser tu reparto de energía diaría. Las patatas son una fuente importante de hidratos de carbono, de los cuales debes obtener el 55-60 % de la energía que necesitas al día. Y tienen un alto contenido en fibra dietética, como puedes apreciar en la tabla.

Cocina con aceite de oliva y haz que la grasa sea mayoritariamente insaturada, como lo hacemos en esta receta.

Nuestro último consejo de hoy: alíate con las especias y hierbas aromáticas. El laurel y el tomillo suman componentes beneficiosos para la salud y hacen que este guiso desprenda un olor y tenga un sabor espectacular, para disfrutar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario