9 dic. 2014

10 consejos para hacer frente a los excesos navideños



Llega la Navidad y es difícil no dejarse arrastrar por la vorágine consumista. Los excesos innecesarios en la mesa merecen una atención especial en estas fechas. Por eso, te mostramos 10 sencillos consejos para ayudarte a afrontar las fiestas navideñas de forma positiva y saludable.
 


1. Evita saltarte las comidas previas. 
Saltarse la comida previa a la fiesta es un error. Sigue con tu rutina dietética, de lo contrario, llegarás a la mesa con hambre y ansiedad y será mucho más complicado controlar la ingesta sin caer en los excesos. Acabarás pensando que puedes comer todo lo no ingerido el resto del día y esa no es para nada la actitud. 

Haz un desayuno completo: una fruta, té o café con leche y una tostada de pan con tomate o cereales y, si la celebración es una cena, almuerza ligero pero no ayunes: una ensalada de hortalizas o un plato de verduras rehogadas, un filete de pescado a la plancha y un yogur, por ejemplo. Si necesitas ideas para diseñar tus menús, te ayudamos con nuestra sección de menús saludables desde el portal de Saborplace.  



2. Planifica bien las comidas antes de estas fechas.
Planifica, planifica y planifica. Planifica tus menús, dedícale tiempo a tu lista de la compra, planifica en qué momento comprar, cuándo comprar, etc. Te recomendamos que sigas los consejos de El Saber Culinario a la hora de planificar las compras navideñas y poder hacer menús más saludables.
 

3. Abandona el complejo del “qué dirán”.
No actúes como si fuera obligatorio comerse todos los platos. A nadie nos gusta dejar comida, pero son fechas en la que el número de platos y la cantidad que se sirve son excesivos. No te sientas mal por decir que no, no sucumbas a tentaciones y excesos sólo por el “qué dirán”, sobre todo ante los dulces y ante la segunda ronda en la que toca repartir la comida que queda en la bandeja…
 

4. Compra lo necesario y no te dejes llevar por impulsos u ofertas.
Ten siempre presente que lo abundante no es sinónimo de mejor. Elegir dónde comprar es muy importante y fundamental. Huye del “un poco más”, del “por si acaso” y del “mejor que sobre que falte”. Es vital una planificación previa para las fiestas navideñas, ya que dedicarle un poquito de tiempo ahora te facilitará mucho las cosas a posteriori.
 

5. Empieza con entrantes ligeros
Aligera tus menús, es muy fácil caer en los excesos, y recuerda que por comer más no vas a acabar la fiesta más feliz.
En nuestra sección de Navidad encontrarás útiles consejos para una disfrutar de una mesa navideña saludable. Cuida cada detalle y prepara pequeños bocados, reduce tanto en cantidades como en número de platos. ¡Ni tú, ni tus comensales, necesitan comer en exceso! Empezar, por ejemplo, con un consomé ligero y sabroso será todo un acierto.
   
En el blog La Gacetilla del Alimento también puedes encontrar numerosas recetas ricas y saludables. Puedes entrar en su recetario, te echarán una mano propuestas como la ensalada de langostinos, queso fresco y frutas, las vieiras sobre crema de zanahoria y calabaza o los regalitos de secreto ibérico con salsa de kiwi y pera.

6. Mastica bien los alimentos, come despacio, conecta con las sensaciones placenteras que te brinda la comida.
Disfruta del placer de cada bocado. Solemos estar ante preparaciones deliciosas, productos de gran calidad, alimentos que, en muchas ocasiones, no solemos consumir el resto del año. Ten presente que debes comer despacio, disfrutar del sabor y las texturas, prestar atención a todas las sensaciones placenteras que te llegan en cada bocado.




 
7. Modera el consumo de alcohol
“El alcohol no alimenta, pero engorda". Modera su consumo, es altamente calórico. Intenta no sobrepasar un par de copas de vino en la comida, bebe agua y espera al brindis. Si te decides por una copa, echa poco alcohol, añade bastante hielo y evita mezclarla con refrescos azucarados.
 

8. No sigas comiendo las sobras durante el resto de la semana.
Las sobras son el mayor enemigo de la báscula durante las fiestas. Tienes que dejar las sobrar para evitar comer un menú mucho más calórico durante todas las vacaciones. Lo ideal es minimizarlas con una buena planificación previa, tal como insistimos antes. Te aconsejamos que, siempre que puedas, congeles la comida sobrante y organices con ella comidas posteriores.
 

9. Practica ejercicio físico
El ser activo en estas fechas cobra tanta importancia como el cuidado de la alimentación. Camina, como mínimo, una hora al día. La práctica de ejercicio físico aumenta el gasto calórico, ayuda a sentirse bien, a mejorar la digestión y a combatir los síntomas tras los excesos.
 

10. Recuerda que la felicidad en estas fechas no está sólo en el plato.
¿Y el resto de placeres? No te olvides del compartir con los tuyos, de la comunicación, del celebrar. Son además días para desconectar, para descansar de la rutina y sentirte bien con tu cuerpo.
 

Esperemos que disfrutes al máximo de la Navidad. Si necesitas asesoramiento individualizado ante la llegada de estas fechas, si sigues un régimen dietético especial y quieres continuar con ello sin tener que renunciar a disfrutar de las fiestas, recuerda que desde nuestra consulta estaremos encantados de ayudarte.

¡Feliz Saludable Navidad!
 
Artículo escrito en colaboración con el El Saber Culinario y La Gacetilla del Alimento, blogs especializados en alimentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario